Continúa la huelga general indefinida en Bolivia

Morales: lider de izquierda contra la clase trabajadora

A pesar de la condena desde el gobierno “socialista” de Evo Morales, continúa la huelga general iniciada el 4 de Mayo contra el tope del 5% al salario.

El martes 4 de Mayo la Central Obrera Boliviana (COB), la principal federación sindical de Bolivia, declaró la huelga general indefinida en contra el del gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales.

Tradicionalmente, el gobierno boliviano ha aumentado el salario el primero de Mayo. Este año, el gobierno puso un tope del 5 por ciento al aumento de salario del sector privado, medida que fue recibida con desacuerdo y rabia por muchos sectores de la clase trabajadora.

Bolivia es el país más pobre de Latinoamérica; el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) ha compilado estadísticas que toman en cuenta los cambios en el poder adquisitivo.

Basándose en estos datos, entre el 2006 y el 2009 el promedio del aumento real del sueldo mínimo es de apenas el 1,4 por ciento, mientras que la propuesta del gobierno de incremento del 5 por ciento en el salario mínimo para el año 2010 significa un promedio real anual de solo un 2,3 por ciento.

Pero es más complejo que solo los salarios. Guido Midma, secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores mineros de Bolivia, explica:

“En cuatro años no hubo cambios. La reactivación productiva no se ha concretado y por lo tanto no se generan mayores ingresos fiscales, no se generan empleos en sectores como los hidrocarburos, la minería, la agricultura y los bosques. No podemos seguir en silencio. El incremento salarial es irrisorio y más cuando el gobierno le da la razón a los empresarios, en tiempos en que los precios de los minerales están en subida. El gobierno empuja a los trabajadores a la explotación y la esclavitud.”

El llamado de Morales a que los trabajadores sean “racionales y responsables para con el país” fue ignorado rotundamente en tanto las manifestaciones se han mantenido a lo largo del país, acompañadas de una huelga general de 24 horas que se extendió indefinidamente.

Los dirigentes de algunos sindicatos iniciaron huelgas de hambre en forma de protesta, mientras que los trabajadores militantes del área de la manufactura y minería, que han encabezado a huelga, realizan cortes de ruta. Además, la huelga también ha sido respaldada por los trabajadores de la salud pública y profesores, todos presionando por un aumento salarial de entre el 13 y el 26 por ciento.

Morales contestó sosteniendo que los trabajadores deberán esperar a que los sueldos aumenten de forma gradual y que “Esa es la forma de cómo buscar la igualdad entre los bolivianos y bolivianas. De golpe no se puede, imposible, el Tesoro no soporta”.

Haciendo eco a la lógica neoliberal, Morales continuó: “Cuando hemos empezado a mejorar, siento que algunos compañeros quieren todo sólo para salario y salario. Tenemos que invertir en Bolivia, sólo invirtiendo podemos crear más fuentes de trabajo.”

El vice ministro del interior Gustavo Torrico fue más allá, señalando a los trabajadores que tendrían que acostumbrarse a vivir de “pan, tostado y café”. De acuerdo al periódico boliviano la Razón, el presidente Morales está actualmente bajo protección policial y militar.

En tanto la huelga llegaba al fin de su primera semana, Morales acusó a los huelguistas de estar infiltrados por grupos de derecha y por la embajada de Estados Unidos.

Las palabras y acciones de Morales son un claro ejemplo de la lógica del reformismo; la lógica de intentar reformar un Estado capitalista: está limitado por las necesidades de la economía capitalista y, de ese modo, ha sido situado en contra de la clase obrera.

Por otro lado, la COB, fundada durante la revolución de 1952, es un caso ejemplar de la tradición radical de la clase trabajadora boliviana. Su Tesis Política, escrita en 1970, abre diciendo:

“Los trabajadores proclamamos que nuestra misión histórica, en el presente momento, es aplastar al imperialismo y a sus sirvientes nativos. Proclamamos que nuestra misión es la lucha por el socialismo. Proclamamos que el proletariado es el núcleo por excelencia de los trabajadores bolivianos”.

Desde que Morales fue investido como presidente el 2006, sin embargo, la dirigencia de la COB ha sido muy cercana al gobierno. La dirigente socialista del magisterio urbano, Vilma Plata, describió al líder de la COB Pedro Montes como “una especie de subalterno de Evo Morales, él sólo defiende al Presidente y ya no los intereses de los obreros y trabajadores”.

Esto hace que la actual huelga sea mucho más significativa: representa la primera acción a gran escala de los trabajadores en oposición al gobierno de Morales y un retroceso para la sección pro-Morales de la dirigencia de la COB.

El gobierno, desesperado por el término de la huelga que está ya en su segunda semana, firmó un acuerdo con Pedro Montes, quien, por su parte, estuvo encantado de ir en contra de los deseos de los miembros del sindicato. Su fraudulento acuerdo fue resolutivamente rechazado por los huelguitas.

Varios dirigentes sindicales, incluyendo líderes de los sectores minero y manufacturero, y del magisterio, han llamado a Montes a hacerse a un lado. Se han dado pasos hacia la convocatoria de una conferencia de la COB que podría poner en su lugar una nueva dirigencia más pro-clase trabajadora. 1

Desde el 13 de Mayo, la COB sigue conversando con el gobierno, mas la cuestión del aumento de salario no ha sido resuelta. La retórica de Morales y su gobierno se ha vuelto incluso más aguda: han intentado alternadamente negar que la huelga existe y acusar a los huelguitas de sabotear el “progreso” de Bolivia. La huelga sigue aún.

Este artículo, escrito por Daniel Lopez, apareció por primera vez online en Socialist Alternative

Traducción por Valentín Trujillo.

Fuentes:
http://libcom.org/news/indefinite-general-strike-bolivia-continues-17052010
http://www.sa.org.au/international/2721-general-strike-challenges-bolivian-government
http://mrzine.monthlyreview.org/2010/morales090510.html
http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/71613-NN/morales-pide-a-trabajadores-racionalidad-y-responsabilidad-para-con-el-pais/
http://www.correodelsur.com/noticias/2010/0506/noticias.php?nota=06_05_10_naci1.php
http://www.laprensa.com.bo/noticias/09-05-10/noticias.php?nota=09_05_10_poli1.php
http://www.masas.nu/Boton-%20G.%20Lora/3-Tesis%20pol%C3%ADtica%20de%20la%20COB.pdf
http://www.bolivia-riberalta.com/blog.php/?p=5960
http://www.econoticiasbolivia.com/documentos/notadeldia/obrerosmayo.html
http://ipsnoticias.net/print.asp?idnews=95330

  • 1. Nota de libcom: no creemos que esto vaya a hacer diferencia alguna respecto a la situación de la central obrera, en tanto sostenemos que los problemas de los sindicatos son estructurales más que una simple cuestión de dirigencias.

Comments

ASyndicalist
May 17 2010 15:59

CRAS-IWA (in russian):
http://aitrus.info/node/851

SwedishSyndicalist
May 21 2010 10:07

'Las palabras y acciones de Morales son un claro ejemplo de la lógica del reformismo; la lógica de intentar reformar un Estado capitalista: está limitado por las necesidades de la economía capitalista y, de ese modo, ha sido situado en contra de la clase obrera.'
Effectively, there is a lot of truth to this, still, the COB has long been in dispute between MAS-loyal cadres and trotskyit and stalinist factions (now posible partly united by their common opposition to MAS), the later have ALWAYS condemned whatever the Morales government is doing with very little nuanced analysis. I mean for years they accused Morales of being soft on the Santa Cruz separatists and running a defeatist line, in fact Morales' strategy turned out to be relatively succesful, the separatists are neutralized today and did not reach that much of their objectives . The COB (then under leadership of stalinist Solares) played an important part in the 2003 uprising, then marginalised themselves again because their line was so inflexibel and secterist.