Acerca de libcom.org

libcom.org es una herramienta para todas aquellas personas que desean luchar por mejorar sus vidas, sus comunidades y sus condiciones de trabajo. Queremos discutir, aprender de los éxitos y los fracasos del pasado y desarrollar estrategias para aumentar el poder que, como gente común y corriente, tenemos sobre nuestras propias vidas.

El problema
Todos los días nos levantamos para ir al trabajo y recibir órdenes de un supervisor. Nos sentamos en la oficina contando los minutos para irnos a casa, contando los días que faltan para el fin de semana, contando los meses que faltan para nuestras siguientes vacaciones, desperdiciando nuestras vidas. O peor, no podemos encontrar un trabajo, teniendo que arreglárnosla con los subsidios. Nos preocupamos de pagar las cuentas y el alquiler, y pareciera que siempre tenemos el mismo balance de cuenta a fn de mes. Nos preguntamos si seríamos capaces de ahorrar algo para algún día formar una familia, y pensamos que quizá el próximo año. Nos enojamos por la última guerra que el gobierno decide comenzar, y nos ignoran nuevamente. Vemos las últimas noticias acerca del cambio climático y nos preguntamos si nuestros hijos tienen acaso un futuro.

El problema es que todos los días recreamos un mundo que no ha sido construido para servir a nuestras necesidades y que no está bajo nuestro control. No somos seres humanos, somos recursos humanos, piezas en una máquina que conoce un solo propósito: la ganancia. La eterna persecución de ganancia nos mantiene atrapados en trabajos aburridos, o en su búsqueda cuando no tenemos uno. Nos mantiene preocupados por el alquiler o los pagos de hipoteca mes a mes, cuando nuestras casas fueron construidas y pagadas hace mucho tiempo. Mantiene al planeta en el curso de un desastre ambiental a medida que el cambio climático se acelera y los líderes mundiales pontifican.

En este mundo todo tiene su precio. Cada día, más y más cosas entran en el mercado. Un siglo atrás fueron los automóviles, hoy incluso el ADN y la atmósfera terrestre tienen un precio. Para aquellas cosas que más disfrutamos en la vida –la amistad, el amor, jugar –la idea de darles un precio es absurda o incluso obscena. La idea nos parece absurda pues el mercado no opera bajo los mismos principios que nosotros. Las ‘fuerzas del mercado’ dejan a miles de millones muriendo de hambre en un mundo con superávit de comida. A millones se les niega medicina para el SIDA mientras las compañías farmacéuticas gastan la mitad de sus presupuestos en marketing y administración. El mercado no reconoce las necesidades humanas a menos que éstas sean devueltas con dinero. La única manera de obtener el dinero es trabajando para un jefe o pedir un subsidio. Al trabajar para un jefe, nuestros propios cuerpos y mentes entran en el mercado como cosas que se compran y venden.

Cuando trabajamos, creamos más cosas de las que pueden ser vendidas en el mercado. Pero no se nos paga el valor completo de lo que producimos; de otro modo, no quedaría nada en forma de utilidad para los patrones. Si la empresa no puede generar utilidades lo suficientemente altas, cerrará, seremos despedidos por reducción de personal y el dinero será invertido en algún otro lugar. Los intereses de los patrones no son los mismos que los nuestros. El problema con el mercado no es que los precios sean demasiado altos o los víveres demasiado escasos. El problema no es mucha o poca regulación. El problema es que todo tiene un precio. En el mundo del Mercado, las necesidades humanas solo aparecen si las personas resultan ser lo suficientemente ricas para satisfacerlas. Los gobiernos del mundo trabajan todos para mantener este orden, a veces con las zanahorias de la democracia y el bienestar social, y a veces con los garrotes de la dictadura y la guerra. Este no es nuestro mundo.

Cada día, gente común da la pelea. Los trabajadores se organizan, hacen huelga, hacen tomas y revueltas, poniéndose de pie por las necesidades humanas en un mundo inhumano. El sitio es para ellos. Para ti. Para nosotros. Para aquellos que no tenemos nada más que vender que nuestra fuerza de trabajo y nada más que perder que nuestras cadenas. Para aquellos cuyas vidas succiona como un vampiro este insensible mundo. Cuando nos levantamos por nuestras necesidades anunciamos un mundo diferente, un mundo basado en el principio ‘de cada quien según su capacidad, a cada quien según su necesidad’. Un mundo de libertad y comunidad: el comunismo libertario.

Las ideas
El nombre libcom es una abreviación de “libertarian communism” [comunismo libertario], la idea política con la que nos identificaos. El comunismo libertario es una expresión de las siempre presentes tendencias a la cooperación y la solidaridad en las sociedades humanas. Estas corrientes de apoyo mutuo pueden ser encontradas por toda la sociedad; en pequeños ejemplos cotidianos como personas organizando colectivamente una comida, o ayudando a un extraño a bajar un cochecito por un tramo de escaleras. Pueden manifestarse también en formas más visibles, como cuando un grupo de trabajadores hace una huelga en solidaridad con otros trabajadores como hicieron los despachadores de equipaje de British Airways por sus compañeros del catering aéreo de Gate Gourmet en 2005. Pueden también explotar y volverse una fuerza predominante en la sociedad como en los acontecimientos a lo largo de Argentina el 2001, y en Grecia hoy, en Kwanju, Corea del Sur, en 1980, Protugal en 1974, Francia en 1968, Hungría el ’56, España en 1936, Rusia en 1917, Paris en 1871, etc…

Nos identificamos principalmente con las corrientes de solidaridad, cooperación y lucha de los trabajadores a través de la historia, independientemente de si se definían conscientemente comunistas libertarias (como en la Revolución Española) o no. Recibimos también la influencia de ciertas tradiciones teóricas y prácticas específicas, como el comunismo anárquico, el anarco-sindicalismo, la ultra izquierda, el comunismo de izquierda, el Marxismo libertario, el comunismo consejista y otras. Simpatizamos con escritores y organizaciones que incluyen a Karl Marx, Gilles Dauvé, Maurice Brinton, el grupo Wildcat de Alemania, la Anarchist Federation, la Solidarity Federation, el sitio prole.info, el periódico Aufheben, el grupo Solidarity, los situacionistas, la CNT española y otros.

Sin embargo, reconocemos las limitaciones de aplicar estas ideas y formas organizacionales a la sociedad contemporánea. Ponemos énfasis en comprender y transformar las relaciones sociales que experimentamos en el aquí y ahora en nuestras vidas día a día, para mejorar nuestra situación y proteger al planeta, a la vez que aprender de los errores y los éxitos de movimientos e ideas pasadas de la clase trabajadora.

El sitio
El sitio contiene noticias y análisis de luchas obreras, discusiones y un archivo en crecimiento constante de aproximadamente 10,000 artículos que son contribución de nuestros más de 10,000 usuarios y que van desde historia y biografías hasta textos teóricos, pasando por libros completos y panfletos. Hemos incorporado muchísimos otros archivos online con el pasar de los años y además tenemos cientos de textos exclusivos, escritos o escaneados por o para nosotros. Somos completamente independientes de todo sindicato y partido político; el sitio está financiado por completo por las cuotas de nuestros administradores voluntarios y por las donaciones de los usuarios.

Si piensas que podrías estar de acuerdo con nosotros, ¿por qué no registrarse y participar?

Historia del sitio
v.4.1 – Marzo de 2007 – Importante actualización de la infraestructura Drupal del sitio y nuevo look.
v.4 – Verano de 2006 – Nos convertimos en Web2.0; el sitio completo es soportado en Drupal, dándole mayor control e interactividad.
v.3 – Mayo de 2005 – Cambiamos el nombre del sitio a libcom.org y agregamos nuevas secciones (biblioteca), además de actualizar el contenido viejo.
v.2 – Mayo de 2004 – Rediseñamos, desechando el apagado gris y en miras de un sitio más accesible y de fácil lectura, agregando la sección de historia.
v.1 – Septiembre de 2003 – Lanzamiento público, adoptando el formato gris/blanco y golpeando al mundo con nuestras ideas y proyecto.
v.0 – Octubre de 2002 – Se funda enrager.net: un sitio personal que alojaba un par de textos y algunas imágenes.